viernes, 4 de enero de 2019

¿Que ha fucionado y que no en 2018?

Creo que, llegados a este punto del año, toca hacer una reflexión seria sobre aquello que ha funcionado y aquello que no.
Antes nunca me apetecía y me daba miedo mirar hacia atrás pero poco a poco he ido dándome cuenta de que era la clave para poder “reconvertirme” y empezar de nuevo con más ganas y, sobre todo, no repitiendo los mismos errores una y otra vez.

Lo que sí ha funcionado

Dentro de este bloque me gustaría destacar por encima de todo lo demás, la interacción personal y la presencia física. Sí, el mundo online es genial y te permite acceder a muchísima información desde cualquier lugar pero nada llena tanto y te deja tanto como los encuentros cara a cara. De todos mis productos y servicios aquellos que incluyen esta posibilidad se llevan la palma.
El ser constante en mi presencia también ha sido clave. No vale de nada hacer un plan maravilloso si luego a la primera de cambio lo dejas de lado.
Como herramientas (y te hablo de cada una de ellas en el capítulo de hoy) destaco Calendly, WordPress, Thrive y Funnelytics que es la más novedosa de todas y de la que te he grabado un vídeo que puedes ver al final de este post.

Lo que no ha funcionado

Aquí dentro está la metedura de pata más grande que fue ofrecer un producto muy por debajo de mi precio medio pensando que así atraería a aquellas personas que no acababan de decidirse a comprar. ¡Error!
Cuando alguien no compra tiene sus motivos, sean estos los que sean, pero esperan de ti lo mismo. No quieren algo más accesible y recortado. Paciencia es mi consejo.
También me he equivocado cuando he querido hacer demasiadas cosas a la vez. No llegaba a todo y me he agobiado en muchas ocasiones.
Y otras veces he querido correr más de la cuenta y he actuado sin un plan en mente. Los resultados casi siempre en estos casos, mediocres.
Respecto a herramientas, dejé de lado Libsyn Pro (NO Libsyn) y también WebinarJam.

No hay comentarios:

Publicar un comentario