martes, 13 de noviembre de 2018

Cómo mejorar tu productividad escribiendo

¿Alguna vez te has preguntado cuál es el verdadero significado de ser productivo? La mayoría diría que es conseguir más en menos tiempo. Sí, eso se llama eficiencia y es un aspecto importante de la productividad. Pero sobre todo está relacionada con tu trabajo. Cuando piensas en la productividad, te das cuenta de que es completar tus tareas lo más eficiente y rápidamente posible.

Pero el concepto de productividad incluye otro aspecto de tu vida: el crecimiento personal. ¿Cómo de productivo eres cuando piensas en tus objetivos personales? Digamos que has decidido que quieres aprender más. ¿Estás haciendo algo al respecto? ¿Aprendes lo suficiente a diario?


Cuando alguien está demasiado comprometido con tu trabajo, el crecimiento personal va por detrás. Necesitamos hacer algo para mejorar ese aspecto de la productividad, ¿no crees?
Hay una técnica específica que nos puede ayudar a hacer eso. Es simple, pero complejo a la vez: Escribir.

Cómo escribir puede afectar tu productividad personal

1. Escribir te ayuda a entender tus ideas

¿Qué entiendes como crecimiento personal? Puede que tengas el deseo de aprender en tu interior, pero necesitas un detonante que lo haga salir a la superficie. Cuando piensas en las maneras en las que podrías llevar una vida más productiva y próspera, lo único que haces es crear un desorden mental. Cuando escribes estas cosas, prácticamente estás organizando tus pensamientos en objetivos realizables.
Estudios neurocientíficos demostraron que el proceso de escribir con el propósito de describir objetivos está muy asociado con el éxito de conseguir esos objetivos.

2. Escribir despierta tu creatividad

A veces te sientas y miras a la nada, no sabiendo qué hacer con tu tiempo libre. A veces ni siquiera tienes tiempo libre. Necesitas trabajar, pero estás atascado o quemado con lo que tienes que hacer. Te enfrentas a un bloqueo creativo, y escribir te puede ayudar a superarlo.
Escribir no es sólo comunicarte con los otros. Es un proceso auto reflexivo que te ayuda a conectar con los aspectos más sutiles de tu persona. Puede detonar ideas interiores. La técnica de “escritura libre” (o freewriting) en particular, es una herramienta muy potente para conseguir que la productividad empiece a fluir.

3. Escribir entrena la mente

Igual que haces ejercicio para mantener tu cuerpo en forma, también deberías hacer ejercicios mentales. Escribir es un ejercicio de este tipo. Es como un entrenador personal para tu mente. Estimula la actividad lo que la mantiene fuerte. Cuando escribes, activas distintas partes del cerebro, y ya simplemente eso te hace un gran favor.
Además, estás mejorando tus habilidades de expresión escrita. Te conviertes en mejor comunicador. Eso mejorará tu productividad en todo tipo de relaciones laborales y personales.

Cómo apoyarse en la escritura para aumentar tu productividad.

1. Prueba la escritura libre

¿Has estado alguna vez en una situación en la que sabes que te falta algo en tu vida, pero no sabes exactamente qué es? Tienes trabajo, parece que tu familia va bien, pero sigues sin ser totalmente feliz. La escritura libre te ayuda a ponerte en contacto con la parte más inconsciente de tu mente.
Simplemente siéntate y escribe. ¡Lo que sea! Puedes usar una palabra y usarla como inicio. Libertad. Amor. Generosidad. Éxito. Dinero. Coge una palabra diferente cada día y escribe lo que te venga a la cabeza.
No juzgues tus ideas. Ni siquiera pienses en lo que estás escribiendo. Simplemente sé libre y escribe. En algún momento del camino, revelarás algunos problemas, deseos y defectos que estaban escondidos.

2. Prueba a escribir un diario

Escribir un diario es una práctica similar a la escritura libre, con la diferencia de que es más contemplativo. Estás en un estado totalmente consciente cuando lo haces. Simplemente escribe sobre las situaciones a las que te enfrentas cada día.
Esto te ayudará a entender dónde malgastas tu energía. Si, por ejemplo, hay energía negativa entre tú y un compañero de trabajo, afectará a tu trabajo durante todo el día. Mientras escribes sobre estas situaciones día tras día, te darás cuenta de que necesitas trabajar para mejorarlas.
¡Consigue un diario que te guste! Si te preocupa tu privacidad, puede que prefieras una versión online. Penzu es un servicio de escritura muy seguro que a lo mejor te apetece probar.

3. Escribe tus objetivos

Está técnica tan simple tiene mucho que ver con la productividad. Antes de irte a dormir cada noche, escribe tus objetivos para el día siguiente. Esto te preparará para enfrentarte al día siguiente incluso antes de empezar. Cuando te levantes por la mañana tendrás un plan claro sobre lo que necesitas conseguir.
Escribir tus objetivos los hace más realistas. Les da forma. Además, cuando les añades un contexto de tiempo, te das cuenta que puedes conseguirlos todos en un día. Eso potenciará tu confianza en ti mismo.
- · – · -
Lo mejor de escribir es que tampoco consume tanto tiempo. De cinco a diez minutos serían suficientes para la escritura libre. Probablemente estés diez minutos más escribiendo tu diario y unos cinco minutos planificando tu día. Eso son veinticinco minutos diarios que inviertes en tu productividad. ¿Es algo plausible, no?


AUTOR: Susan Saurel

No hay comentarios:

Publicar un comentario